lunes, 28 de julio de 2014

Venezuela tiene el tercer Big Mac más caro del mundo


Con los datos de julio, el índice Big Mac indica que el bolívar está sobrevaluado 42,2% 

La revista registra el alza del precio de la
hamburguesa (Créditos: Reuters)

Jean Carlos Manzano.- La revista británica The Economist publicó su versión más reciente de su índice Big Mac, donde el precio de la hamburguesa de McDonalds en Venezuela figura como la tercera más cara del mundo, con un valor de $6,82 calculado a la tasa Sicad 1 (Bs. 11), superado solo por Noruega ($7,76) y Suiza ($6,83).

El medio registra el cambio de precio en bolívares del plato de comida rápida de Bs. 45 a Bs. 75 entre enero y julio y dejó de calcular el equivalente en dólares a la tasa Cencoex (Bs 6,30 por dólar ) para cambiarse a la tasa de las subastas del Sicad 1 (Bs. 11 por dólar en la semana de publicación).

El valor de la hamburguesa es un indicador que trabaja The Economist desde 1986 como una forma de medir el poder de compra en diversas economías en función de un solo producto, lo que evita distorsiones y arroja el resultado de qué tan sobrevaluada o subvaluada está una moneda con respecto al dólar , el yuan, el yen y la libra esterlina.

Con los datos de julio, el índice Big Mac indica que el bolívar está sobrevaluado 42,2%.

En el otro extremo se encuentran Ucrania ($1,63), India ($1,75) y Sudáfrica ($2,33), con los tres Big Mac, más baratos del mundo y por tanto con las tres monedas más sobrevaluadas con respecto al dólar .

elmundo.com.ve

Estos son los nuevos requisitos para comprar dólares en Sicad 2


Para las personas naturales y jurídicas, el monto mínimo para realizar la compra de divisas corresponde a 1.000 dólares

(Créditos: Shutterstock)
El Banco Central de Venezuela modificó los requisitos para realizar compra de dólares en el Sistema Cambiario Alternativo de Divisas ( Sicad 2), así lo informó el organismo mediante una circular publicada en su página web.

El BCV informó a las instituciones autorizadas para tramitar dichas operaciones, deberán exigir a los solicitantes los documentos correspondientes según la naturaleza de la operación.

1. Para las personas naturales y jurídicas, el monto mínimo para realizar la compra de divisas corresponde a 1.000 dólares.

"Las cotizaciones de compra y venta de divisas se harán únicamente en dólares de los Estados Unidos de América (USD), no pudiendo procesarse operaciones de compra presentadas por un monto inferior a los mil dólares de los Estados Unidos de América (USD 1.000,00)"

2. Personas naturales:

a) Original y copia de la cédula de identidad expedida por la autoridad venezolana competente o en su defecto original y copia del documento de nacionalización
b) Constancia de residencia en la República Bolivariana de Venezuela.
c) Original de constancia de ingresos expedida por el pagador con no más de treinta (30) días continuos de anticipación a la fecha de realización de la operación, con expresa mención de los datos de identificación del solicitante; en caso de personas naturales sin relación de dependencia, o cuyo patrono lo constituya una persona natural, deberá consignar original de Certificación de Ingresos por Contador Público, expedida con no más de treinta (30) días continuos de anticipación a la fecha de realización de la operación.
d) Copia de la última declaración y pago del Impuesto Sobre la Renta
e) Original y copia del RIF

3. Estudiantes:

a) Original y copia certificada de su constancia de estudios y copia certificada de la partida de nacimiento.
b) Documentación correspondiente a la persona que financia la adquisición de divisas a beneficio del estudiante.
c) Original y copia del RIF

4. Personas jurídicas (demandantes domiciliados en Venezuela):

a) Original y copia del documento constitutivo o estatuario debidamente registrado y vigente.
b) Copia de las dos últimas declaraciones del ISLR.
c) Original y copia del RIF.

5. Personas jurídicas (oferentes residenciados dentro y fuera del territorio nacional):

a) Original y copia del documento constitutivo o estatuario, debidamente registrado y vigente.
b) Original y copia del RIF.

elmundo.com.ve

viernes, 18 de julio de 2014

Las divisiones en el Gobierno de Maduro retrasan las reformas económicas

El Ejecutivo venezolano es incapaz de consensuar medidas contra la crisis, publica El País de España.

El pasado martes Venezuela contenía el aliento. El presidente, Nicolás Maduro, había anunciado que ese día daría los detalles del “sacudón”, tal y como llama al conjunto de medidas de reestructuración de su gobierno para agilizar la gestión pública ante la crisis económica que azota al país. El asunto parecía tan importante que el presidente venezolano, que debía viajar por la noche a Brasil para participar en la cumbre de los líderes de los BRICS con sus pares de América del Sur, adelantó al mediodía la emisión de En contacto con Maduro, el programa que transmite todos los martes Ewald Scharfenberg Caracas

Sin embargo, el programa —un espacio de TV que finge ser para radio, en el que Maduro usa unos audífonos de pinchadiscos como parte de la puesta en escena— empezó tres horas después de lo esperado. Al retraso se sumó el desengaño posterior. El sucesor de Chávez aplazó sus anuncios hasta el 15 de agosto y abundó en referencias al primer aniversario de su matrimonio con la Primera Combatiente, Cilia Flores, que ilustró con un vídeo de la pareja que ordenó difundir. ¿Qué había pasado?

Las decisiones económicas apremian. La escasez de productos de consumo básicos se hace crónica y la tasa de inflación se acerca a 80% anual. El precio del barril de petróleo —la principal fuente de ingresos— acumula cinco semanas consecutivas a la baja. Pero el consenso en torno a las medidas correctivas se hace cada vez más difícil de alcanzar en el seno del gobierno, dividido entre un sector dispuesto a adoptar medidas pragmáticas de ajuste para salvar la revolución, y otro que cree que esas medidas, aunque destinadas a conservar el poder, desdibujarían la revolución.

En la correlación de fuerzas del gabinete económico aparece victorioso Rafael Ramírez, ministro de Energía y presidente de la estatal petrolera Pdvsa, favorable al entendimiento con el empresariado y señalado por los acreedores internacionales de Venezuela como el funcionario predilecto para garantizar sus intereses. No obstante, el paquete de medidas que Ramírez impulsa —que incluye el alza de los precios locales de los combustibles y la unificación de las tasas cambiarias— sigue congelado en la práctica. El propio ministro y Maduro se conforman por ahora con advertir que esas medidas son apenas propuestas “para el debate”.

El sacudón que se debía anunciar el martes es producto de la consultoría realizada por Orlando Borrego, un funcionario cubano de 78 años que fue asistente de Ernesto Che Guevara tanto en el frente guerrillero como en el ministerio de Industrias durante los primeros años de la revolución antillana. Borrego y un equipo de jerarcas venezolanos, encabezado por el ministro de Planificación, Ricardo Menéndez, están inspeccionando a marchas forzadas la estructura del Estado venezolano para eliminar redundancias y burocracia.

La presencia de Borrego como delegado de La Habana en Caracas adquiere un sentido más político que técnico. El castrismo tiene pocos éxitos que exportar en la gestión de su economía. En cambio, un personaje histórico de la Revolución Cubana cuenta de antemano con la autoridad suficiente para forzar consensos o imponer criterios entre las distintas facciones del chavismo que, desde la muerte del comandante en marzo de 2013, dejan ver cada vez con más claridad sus diferencias y ambiciones sectoriales. En particular, Borrego habría acudido a reforzar las posiciones del vicepresidente Jorge Arreaza, yerno de Chávez, quien opone resistencia en el gabinete económico a los avances revisionistas del ministro Rafael Ramírez.

Más allá de los dogmatismos, Cuba es uno de los actores más interesados en que se prolongue la viabilidad económica de Venezuela, su generoso proveedor de energía y divisas de los últimos 15 años. Para ello sabe que deberán tomarse cucharadas del más descarado pragmatismo.

Todo podrá dirimirse en el venidero III Congreso del PSUV, entre el 26 y 28 de julio. El congreso es la ocasión que la alianza circunstancial de Maduro, Ramírez y el presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello, ha diseñado para tomar control del aparato del partido y borrar del mapa cualquier disidencia ante el cambio de rumbo que se le quiere imprimir a la franquicia chavista.

lunes, 30 de junio de 2014

En 10 años las importaciones ficticias fueron $69 millardos

En el sector público la sobrefacturación sumó $22 millardos, según Ecoanalítica.

Las compras ficticias privadas alcanzaron los $46 millardos

En 11 años de control de cambio las distorsiones en el régimen se han agudizado y las importaciones a un tipo de cambio barato han estimulado prácticas como la sobrefacturación. 

La semana pasada el presidente de la Comisión de Finanzas de la Asamblea Nacional, Ricardo Sanguino, señaló que la instancia que se encarga de verificar el uso correcto de las divisas detectó que entre 2011 y 2013 hubo diferencias entre las liquidaciones de dólares y los productos que ingresaron al país, y por esa investigación, confirmó que cerca de 20 millardos de dólares se orientaron a las empresas de maletín. 

Pero las compras ficticias no solo se registraron en esos tres años mencionados. Desde el inicio del régimen cambiario se han presentado esas prácticas y cálculos de Ecoanalítica revelan que entre 2003 y 2012 la sobrefacturación de importaciones no petroleras alcanzó los 69,5 millardos de dólares.

Los datos no incluyen las cifras de 2013, porque todavía los entes oficiales no han terminado de actualizar la información correspondiente a ese ejercicio. 

La firma luego de cotejar las compras externas de 10 años con los niveles de inventarios y las salidas de capitales, determinó que el promedio anual de sobrefacturación estuvo en 6,9 millardos de dólares. 

Analistas explican que el control de cambio se asocia con importaciones baratas, por lo tanto, el subsidio cambiario, producto de la brecha entre la paridad oficial y la no oficial, induce a esos procedimientos. 

Asdrúbal Oliveros, economista y director de Ecoanalítica, señala que los voceros gubernamentales mencionan que las diferencias entre las liquidaciones de dólares y las importaciones que llegaron al país están desde el 2011, sin embargo, las cifras muestran que esa situación comenzó en 2003 y con los años se ha acentuado. 

Las irregularidades con las adquisiciones de bienes en el exterior se observan tanto en el sector público como en el sector privado. La firma calcula que las importaciones públicas ficticias entre 2003 y 2012 fueron 22,7 millardos de dólares. Las compras externas artificiales del sector privado fueron 46,8 millardos de dólares. 

Oliveros apunta que la sobrefacturación de las importaciones públicas representa un tercio del total, y esa proporción se debe a que la aceleración en las compras de los entes oficiales se ha estado presentado en los últimos cinco años. 

lunes, 16 de junio de 2014

Ramírez plantea ir a nuevo sistema cambiario "en el corto plazo"

Desde Londres, el vicepresidente de área económica enfatizó "la necesidad de converger a un nuevo sistema cambiario", pero no dijo cómo será

Venezuela necesita converger a un nuevo sistema cambiario en el corto plazo, dijo el vicepresidente para el área económica, Rafael Ramírez, en momentos en que aumenta la presión sobre el Gobierno para ajustar la sobrevaluada moneda local tras más de una década de control de cambio .

A pesar del complejo sistema cambiario con tres cotizaciones oficiales que mantiene el gobierno socialista de Nicolás Maduro, en el mercado negro un dólar puede costar 10 veces más.

Un bolívar más débil podría aliviar la escasez que aqueja al menos a un tercio de los bienes de consumo masivo, que son en su mayoría importados, coinciden especialistas. Pero también avivaría la inflación , que ya es la mayor de América con una tasa anualizada superior al 60%

En un encuentro con inversores en Londres, Ramírez enfatizó "la necesidad de converger a un nuevo sistema cambiario en el corto plazo, manteniendo al mismo tiempo la inversión social", según fue citado el sábado en un comunicado de la estatal Petróleos de Venezuela ( Pdvsa ).

Ramírez, que también es ministro de Petróleo y comanda Pdvsa , la principal fuente de dólares de Venezuela, no precisó cómo convergería el sistema cambiario.

Una de las fórmulas que estaría estudiando el Gobierno y que han sugerido analistas consiste en eliminar del tipo de cambio oficial más bajo, de 6,3 bolívares por dólar , y sustituirlo por uno cercano a los 11 bolívares, como el vigente para tasar las divisas subastadas a través del sistema llamado Sicad 1.

Otra es acabar con las tasas de 6,3 bolívares y 11 bolívares y establecer un tipo de cambio de casi 50 bolívares por dólar , el nivel que actualmente registran las ventas del billete verde en la plataforma llamada Sicad 2.

Esta semana, el presidente Maduro -heredero político del fallecido ex presidente Hugo Chávez- reconoció que el Sicad 2 lanzado a inicios de año no ha funcionado como se esperaba.

El sistema va a evolucionar "obligando a los factores especulativos y haciéndolos ceder o sometiéndolos, eso implica correcta inversión de los dólares y correcto manejo de todo el proceso económico de comercio exterior", dijo Maduro.

Sin emisión de bonos

Sobre la deuda de Venezuela, Ramírez dijo que Pdvsa no emitirá nuevos bonos este año porque están trabajando con préstamos.

Pdvsa obtuvo un crédito bancario para pagar deuda por 3.000 millones de dólares que vence este año, dijo a Reuters una fuente del sector financiero que pidió no ser identificado.

No había algún funcionario o portavoz de Pdvsa disponible para comentar al respecto el sábado.

El país sudamericano tiene un fuerte calendario de vencimientos, con un promedio de pagos cada año de 6.800 millones de dólares entre el 2014 y el 2016, más 15.000 millones que maduran en el 2017, según cifras de Thomson Reuters.

Ramírez dijo que ya se tienen apartados los recursos para cumplir con sus obligaciones de este año, pero dijo que se está trabajando para cambiar el perfil de la deuda.

"No estamos hablando de reestructuración, lo que estamos haciendo es reperfilar nuestra deuda", sostuvo.

Sobre las menguantes reservas internacionales del país, Ramírez dijo que le sumarán próximamente parte del dinero del millonario Fondo para el Desarrollo Nacional ( Fonden ) y del llamado fondo chino.

Ramírez también informó en esa reunión que evalúan un nuevo sistema cambiario en "corto plazo"

elmundo.com.ve

miércoles, 28 de mayo de 2014

Cavidea alerta que empresas están en situación de "riesgo"

"Tenemos fábricas completas paradas", aseguró Pablo Baraybar

Deuda en dólares con proveedores afecta al sector alimentos, químico y el farmacéutico

El Gobierno nacional demora las decisiones y los males económicos se agravan. Pablo Baraybar, presidente de la Cámara Venezolana de la Industria de Alimentos (Cavidea) manifestó que las empresas están "en riesgo" por la conjunción de varios problemas.

"Las empresas están en riesgo, la rentabilidad va a desaparecer y si no hay rentabilidad no hay nada que repartir", expresó Baraybar en el marco de un foro de la firma Actualidad Laboral.

La escasez de materia prima, el rezago de precios en rubros como la pasta, cuyo precio no se ajusta desde hace 34 meses, y la conflictividad laboral son los tres obstáculos que condenan a la actividad empresarial y limitan la producción.

"Hoy tenemos ya 15% paralizada la producción, tenemos fábricas completas paradas con trabajadores en la calle cobrando sueldo mínimo o un sueldo básico, tenemos líneas paralizadas en las empresas".

El directivo insistió en que la situación es "grave" y que las soluciones deben ser "hoy". "El tema fundamental a resolver en este momento es que la productividad tiene que recuperarse en forma inmediata, no podemos esperar".

Al ser consultado sobre el pago de la deuda por importaciones no liquidadas hasta 2013, el presidente de Cavidea manifestó que no hay pagos. Eso impide reponer inventarios de materia prima y provoca paradas forzosas.

"La industria del trigo no se está parando por un problema laboral, es un problema de materia prima y de falta de recursos para traer la materia prima", explicó.

Con respecto a los problemas laborales, los datos de Cavidea indican que el ausentismo llega a 21% y que los días viernes "se incrementa casi al doble", según apuntó Baraybar.

Problemas comunes

No sólo las empresas del sector alimentos sufren las barreras que enumeró el presidente de Cavidea. Miguel Pérez Abad, presidente de Fedeindustria, reconoció que el primer trimestre del año arroja cifras muy negativas en cuanto a la producción. "No tenemos datos de producción pero el referente cualitativo que tenemos es que hay una caída importante de la producción nacional en términos reales".

Aseguró que aún no se cancela la deuda por concepto de importaciones no liquidadas y que "el tema fundamental en este momento es el acceso a insumos y materia prima".

Por su parte, Ángel Márquez, presidente de la Cámara de la Industria Farmacéutica (Cifar) indicó que la deuda de las empresas con sus proveedores llega a 481 millones de dólares. Destacó que el Cencoex autorizó algunas liquidaciones, aunque dejó por fuera a 8 de las 30 empresas de la cámara.

Juan Pablo Olalquiaga, presidente de la Asociación Venezolana de la Industria Química y Petroquímica (Asoquim), anunció que deben a los proveedores 680 millones de dólares y que están "muy mal" en cuanto a la adquisición de materia prima. "Hay una cantidad de faltante de insumos importantes que se ha venido agravando".

lunes, 26 de mayo de 2014

Escasez de lubricantes pone a los conductores a recorrer estaciones

Talleres les piden a los clientes que lleven su aceite porque los despachos de los distribuidores están recortados desde hace dos meses 

Comerciantes reportan fallas en todos los tipos y marcas

“Voy a tener que parar el carro; busco aceite 15-40 semisintético porque en el taller me pidieron que lleve yo mismo el lubricante si quiero que le hagan el servicio, pero tengo ya dos semanas en esto y no consigo por ningún lado”, comentó Xavier Quiroga en una estación de servicio ubicada en el oeste de Caracas.

En gasolinera que opera en Las Mercedes, dos señoras le pedían al encargado de la tienda que las ayudara a conseguir aceite para su vehículo, porque no habían tenido suerte en los tres lugares a los que habían acudido.

Paradísimos

La situación con los lubricantes para los vehículos es crítica en toda la ciudad. “Es la primera vez en un mes que recibo aceite; acaban de llegar 15 cajas y no creo que lo venda detallado, lo voy a guardar para los clientes que vienen a hacer el cambio de aceite”, afirmó la dueña de una tienda que opera en una bomba de La Urbina, quien recalcó que el área de servicio la tenían parada desde abril. Agregó que esas 15 cajas no le alcanzan para mucho, porque “cada camioneta y carro grande se lleva media caja”.

Los talleres especializados en brindar el servicio de cambio de aceite lucen desolados, prácticamente están parados y solo funciona la parte de autolavado. Así se observó en varios locales ubicados en Bello Monte, La Guairita, Chacao y La Urbina. 

“Estamos mal, muy mal. Hace un mes que no tenemos aceite; pedimos mercancía, pero no nos mandan. Hacemos el servicio a los carros si el cliente viene con sus lubricantes”, comentó un empleado de uno de los talleres que operan en La Guairita.

En otro establecimiento de la zona explicaron que la escasez de aceite los está afectando porque están pagando la nómina completa, “pero los empleados no están trabajando; vienen a cumplir horario”. En el local los cuatro puentes -zonas de trabajo- estaban sin operar a media mañana. 

Algunos establecimientos han optado por conseguir tambores que contienen 200 litros de aceite y lo ofrecen detallado a los clientes que acuden a hacer el cambio a su vehículo. “No está permitido, pero por lo menos nos mantenemos activos”.

Los técnicos de los talleres explican que cada carro tiene un tipo de aceite asignado; coinciden en señalar que no se puede ni debe remplazar un tipo por otro.

Los comercios reportan fallas en los aceites para motor de todas las marcas: semisintéticos, los sintéticos de mayor rotación, minerales, cuatro tiempos para motos, entre otros; también en aceite para transmisiones. En los talleres tampoco tienen grasa para el servicio de engrase.

El problema se extiende a los aceites que requieren las maquinarias agrícolas y pesqueras.

Mercado negro

El desabastecimiento de lubricantes ha creado una especie de mercado negro. 

“Los precios están muy altos; se compra lo que haya al precio que se consiga”, dijo el dueño de un taller en La Guairita, quien resaltó que esta situación la viven desde mediados de 2013, “pero los últimos meses se ha acentuado”.

En las tiendas que operan en las bombas -especialmente las PDV- venden los lubricantes al “justi precio”, aunque reportan que en los dos últimos meses los precios de todos los aceites han aumentado. “El PDV 20-50 pasó de Bs. 54 a Bs. 80”, dijeron. 

En estos comercios racionan la venta “para que no caigan en manos de especuladores”. Algunos empleados los venden afuera “bajo cuerda”, pero mucho más costosos. 

En los negocios del ramo aseguran que los distribuidores les venden cada vez más caro. Los precios oscilan entre Bs. 110 y Bs. 600, dependiendo de la marca y tipo de aceite. “No lo puedo creer; estoy pagando Bs. 300 por un litro de aceite para un Ford Fiesta; hace tres meses pagaba Bs. 80”, dijo una señora que hizo su compra por necesidad; “si no lo compro tengo que parar el carro”.

Según los comerciantes, son varias las causas de este brote de escasez en lubricantes. “Dicen que cayó la producción y que además no hay plástico para elaborar los envases”.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...